Vivir Venecia

Vivir Venecia un consultorio es designado en Venecia para que esté viva un delicioso día el cual duró aproximadamente seis años. Se aloja con su mujer y también con su pequeño hijo en la sede del consulado, el palacio de Valmarana, tan cansado de todos los intemperies y siglos como de toda la serenísima. Desde allí decide alterar su trabajo como dice lo ático con el de ser un escritor. Su casa siempre es frecuentada por peregrinos del misterio de Venecia, esa ciudad tan majestuosa que logra desafiar a la decadencia.

portada_vivir-venecia_abel-posse_201609271527312 páginas

Publicidad