Seis sombreros para pensar

«Elaborar como si»

Si formulas como un sabio te mezclaras en uno…
No significa cual bondadoso formamos, eternamente anhelan ser superiores. Normalmente, los exclusivos que están ufanos con su logro de razonamiento son todos los ilustres pensadores que inventan la finalidad de razonar es atender que obtienen raciocinio para su mismo regocijo.
Ocuparse no es un pretexto para no lograr, sino una modalidad de crear las ideas más extraordinarias. Así que manos a la obra.

Publicidad

Sombrero Blanco: El blanco es imparcial y ecuánime. El sombrero blanco se llena de logros metas y de símbolos.
Sombrero Rojo: El rojo sugiere coraje, enojo y conmociones. El sombrero rojo da el punto de vista emocional.
Sombrero Negro: El negro es afligido y dañino. El sombrero negro oculta la presencia negativos. Por qué algo no se puede lograr.
Sombrero Amarillo: El amarillo es felicidad y buena vibra. El sombrero amarillo es optimista y cubre la confianza y el racionamiento positivo.
Sombrero Verde: El verde es fauna, vegetación y crecimiento fecundo, desbordante. El sombrero verde es el principio fructuoso de ideas fecundas.
Sombrero Azul: El azul es frío, y es también el color del cielo, que está por arriba de todo. El sombrero azul se ocupa de la inspección y la orden de la estructura del pensamiento.
Es fácil evocar de la actividad de cada uno si se tiene en mente el color y conforme va ligado. La actividad del sombrero se comienza de esto.

descarga

Fecha de publicación original: 1985

Autor: Edward de Bono

Género: Desarrollo personal

Editorial: Little, Brown and Company

Otras personas también buscan: El pensamiento creativo: el poder del pensamiento lateral para la creación de nuevas ideas,

Opción 02 Opción 03

Anuncios